Un día recibí una llamada de una endocrina dándome malos resultados y que me mentalizara que había que operar porque seguramente lo que me había salido en una parte de mi tiroides era malo. Que había que extirpar toda la glándula y que medicación de por vida. Que me buscaba cirujano ya. Miré el catálogo médico del hospital: no había especialista en cirugía de tiroides.Así que, después de sentir que el tiempo se detenía tras esa llamada, que cualquier día te pueden comunicar que tienes algo malo y que estás en manos de la suerte, fortuna, destino...ponedle el nombre que os apetezca...ves que la vida te ha enseñado los dientes contundentemente.

Así que, cuando me recuperé del susto, me rebelé a ese destino y pensé que tenía que pelear. Así que busqué por mi cuenta el contacto con el mejor especialista cirujano en tiroides del estado español, vamos a decirlo claro y sin modestias. En él hallé no sólo un magnífico profesional si no también una excelente persona. La biopsia postquirófano ha salido bien, sólo me ha extirpado media glándula -lo cual me evita medicarme de por vida para suplir la función tiroidal- y la humanidad con que trata a sus pacientes es singular. Sólo desde una gran dosis de humanidad y de humildad se puede tratar tan bien a un paciente: quitando miedos, explicando, buscando solución, acompañando en el proceso....

Desconozco si mi vivencia servirá a alguien para darse cuenta de que jamás hay que rendirse. Sólo una puede luchar por sí misma. Y os aseguro que, cuando peleas por tí, encuentras personas excepcionales en el camino que te ayudan. Así que no os rindáis jamás. Ni que caigan chuzos de punta.Mi mayor reconocimiento profesional al mejor cirujano de tiroides. Pablo Moreno Llorente es un gran profesional y aún mejor persona. Gracias, doctor, por el tiempo que dedica a estudiar, a actualizarse, a aguantar a pacientes muertos de miedo como servidora y por esas manos de oro que tiene usted. Quien necesite a un buen cirujano de tiroides, a mí me ha operado EL MEJOR.